¿Te imaginas llevar tu vehículo al taller y el mecánico te diga que no lo arregla, sino que realices un curso para repararlo por ti mismo?

Pues esto sucede habitualmente cuando os ofrecen cursos para que aprendáis a vender vuestros servicios.

Es normal que no sepas de márketing, tu eres terapeuta.

Te propongo crear un proceso que genere una entrada automatizada de clientes

Olvídate de vender y céntrate únicamente en ayudar

¿Cómo implementamos un sistema automatizado de entrada de clientes?

Lo primero será trabajar posibles creencias limitantes que te pueda impedir vivir de tu proyecto, cómo el síndrome del impostor, patrones heredados de los padres, relación con el dinero, etc.

Auditaremos que has hecho hasta la fecha para saber que ha funcionado y que no. También veremos si tienes un embudo creado aunque no seas consciente de ello.

En función de lo que ofreces, analizamos si son un nicho en si mismos o bien debemos buscar uno en concreto. Para ello realizaremos un estudio de mercado y lanzaremos el PMV (producto mínimo viable) para validar el proyecto.

Estudiaremos que canal es el más apropiado para tu proyecto y personalmente me encargaré de realizar las campañas, con el objetivo de que sepas cuánto debes invertir para logar un cliente.

Te acompañaré en todo el proceso para que no des palos de ciego y vayas en la dirección correcta.

No daremos un proyecto por validado hasta conseguir diez clientes como mínimo dentro de ese nicho. Una vez conseguido, únicamente debemos amplificarlo con publicidad.

 

Te acompaño en el complejo mundo del emprendimiento para que no te sientas sola/o

Preguntas frecuentes

No hay una duración determinada pues cada proyecto tiene su duración. Si te puedo adelantar la media, que está en unas 8-10 horas hasta lanzar el proyecto mínimo viable y tener una campaña en funcionamiento.  

Siempre se consigue llegar a optimizar la entrada de clientes y saber cuánto tienes que invertir para conseguir uno nuevo, lo que no se, cuando. Hay casos en los que en un mes ya tienen validado el mercado agendando sesiones y casos en los que tardan meses e incluso años.  

Las sesiones normalmente son por videollamada (zoom o similar) son sólo contigo. Las primeras sesiones trabajamos el tema de creencias, las siguientes, validamos lo que has hecho hasta la fecha y auditamos, posteriormente vemos la estrategia a seguir y por último lanzamos el producto mínimo viable hasta conseguir validar el proyecto. Una vez tenemos clientes, simplemente tenemos que amplificarlo con publicidad hasta saber cuánto tenemos que invertir para logar un cliente y lo más importante el ROI (el retorno de la inversión), es decir, que margen nos da cada cliente en función de la inversión realizada.  

Por supuesto, pero no quiero llevarte a engaños. El mundo del marketing digital es la mejor opción para lograr vivir de tu propósito, pues llegas a las personas apropiadas con un gasto menor, pero todo tiene su riesgo e inversión. Si tienes urgencia, no lograrás vivir de ello. Debes de ser resiliente, constante y tener cierto colchón para inversión. Que nadie te engañe, lanzar tu proyecto personal online tiene costes similares a montar un negocio físico, lo que cambian son el tipo de gasto. En un negocio físico, pagas alquiler (o hipoteca), luz, agua, seguros, impuestos, internet, personal, etc. En un proyecto online, estos gastos pasan a ser hosting, dominios, inversión en redes, SEM, asesoría de marketing, etc. 

Con mi estudio ilustrelus podemos daros este servicio sin problemas. En caso de que lo necesitéis os podemos pasar presupuesto sin compromiso de diseño web, creación de landing page (para el testeo de nichos), creación de marca personal, etc.  

¿Qué opinan de realizar el proceso?

Carmen Bahnke (Coach)

Javier Álvarez (Maestro Reiki)